Cuando Mao orientaba el antifranquismo

Por Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

Sus ojos encierran esa simpatía que debieron tener cuando militaba en el grupo antifascista, cuando todavía creía que el maoísmo certificaba un mundo mejor. Su sonrisa, su risa, acercan imágenes de lo que debió ser aquella Ana Puértolas veinteañera, recién estrenada en la vida, que comenzaba sus andanzas universitarias. Esta juventud que aún anida en ella, le trae quizá por un instante a la memoria su primera entrevista, donde fue plagada de nervios ya que “¡iba a entrevistar al gran Manu Leguineche!”. Pero eso son otras historias, zanja.

Más de 50 años después, Ana recrea en ‘El grupo. 1964-1974’ (Anagrama) la década que supuso su militancia dentro de una fracción universitaria en Madrid de tendencia maoísta a través de una biografía novelada. “Hay una parte de hechos reales, pero todo está ficcionado.”

P1030187_2.JPG

En esos años convulsos, muchos jóvenes veían al PCE como un partido anticuado y derrotado, por lo que se crearon grupúsculos que no comulgaban con su doctrina. Su grupo era uno de ellos. “Nosotros no estábamos de acuerdo con la política del PCE de Carrillo. Nos parecía una política pactista, de reconciliación nacional. Para nosotros, esa política de reconciliación nacional era como dejar de lado todo lo que había pasado.”

Más que estrategias y análisis, lo que buscaban era una política de choque, ya que dentro de ellos, bullía el ansia y el ímpetu por cambiar, por derrocar la dictadura. Así, abrazaron las nuevas corrientes que venían del continente asiático. ”Nuestra política era más de enfrentamiento. Por otro lado, nuestra posición reflejaba la postura del Partido Comunista Chino hacia el Soviético, al cual tachaba de revisionista de las teorías de Marx y Lenin. De alguna manera, nosotros nos identificábamos con esa actitud más agresiva, más extremista”. Pero además del componente político, también había uno estético. “También eran mucho más exóticos; no como los revisionistas, que eran todos unos burócratas infumables.”

Reconoce que aquella vida era por y para la revolución, que en ese momento no veía otro camino, por lo que su grupo acabó hundiéndose en el sectarismo.“Si nuestra vida era sectaria era porque era muy dura; vivíamos en continuo estado de alerta, pensando que podíamos ser encarcelados en cualquier momento. Entonces nos teníamos que agarrar a esas ideas, teníamos que creer en ello. Eso nos llevó al sectarismo. No hay nada más sectario que creer que tienes la verdad.” Esa verdad, que, como dijo Gramsci, es siempre revolucionaria.

Confiesa que la vida “era menos atractiva de lo que parece echando la vista atrás”. Por eso detalla la historia del grupo a través de los debates que se iban organizando dentro. “Quería reflejar el lado humano de esos chavales; los desconciertos, las dudas… que no éramos robots. Hay algunos capítulos que están mucho más centrados en eso. Me gusta especialmente el capítulo de la cédula del comercio en la que uno se aburre, otro se duerme… Era totalmente normal dentro de un grupo de veinteañeros”.

Para todos los componentes del grupo, la historia acabó en aprendizaje, y asegura que “no se arrepiente de nada”. Pero deja un poso de crítica al socialismo de aquella época. “La URSS ya no existe, China prefiero no hablar… Ahora no tendrán muchas libertades, pero previamente tampoco es que tuvieran muchas. Eso no quita para que el socialismo, tal y como lo conocimos nosotros, no haya existido.”

Esta vista atrás no se ha ocasionado antes ya que no pudo “disfrutar de tiempo ni de espacio mental para realizarlo”; aunque manifiesta que, por más que haya pasado el tiempo, su escritura le revolvió “mucho los recuerdos”, y que le hizo dar “muchas vueltas a las situaciones que se habían dado”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s