Miqui Otero: “Las novelas sirven para explicar muchas formas de vivir la misma realidad”

Por Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

La prosa de Miqui Otero nace y muere en Barcelona; se asienta en la ciudad para hacérsela cercana a los extraños, y natural a sus semejantes. Por eso, cuando en una noche no especialmente feliz contempló los focos que iluminaban su Barcelona lo tuvo claro; cimentaría una novela en la que los protagonistas serían esos haces de luz, esos ‘Rayos’ (BlackieBooks). Esos focos significaban la llegada del fin de semana, pero también una metáfora sobre la amistad: al margen del sentimiento, los Rayos (su grupo de amigos) estarían visibles de manera permanente. Además, esclarecían los contrastes existentes en la ciudad condal; aquellos lugares en los que la luz de los focos no llega, donde se vive al margen.

Miqui Otero RAYOS 11 fot Dani Canto.jpg
Foto Dani Cantó

Seguir leyendo “Miqui Otero: “Las novelas sirven para explicar muchas formas de vivir la misma realidad””

Javier Azpeitia: “Quería hablar de cómo es nuestra relación con los libros”

Por Elena Gómez (@elenitagn)

Javier Azpeitia (Madrid, 1962) saca brillo a su experiencia como editor para ahondar en los orígenes del libro como producto industrial. En ‘El impresor de Venecia’ (Tusquets) regresa a la ciudad mercantilista del Renacimiento donde el contenido es denostado en favor de la máquina en un mundo de técnicos cuyo objetivo era que resonaran los ducados en sus bolsillos. Realidad que no entiende de siglos y en la que la crisis del libro es vencida con la inmortalidad del papel y el romanticismo de los escribientes. Su protagonista es Aldo Manuzio, primer editor del mundo, reconocido a nivel general, desconocido a nivel nacional. A través de su desembarco en la ciudad de los canales contará los entresijos de las imprentas y la vida en Venecia en una época tan convulsa como la actual.

azpeitia2
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Javier Azpeitia: “Quería hablar de cómo es nuestra relación con los libros””

Antonio Lucas: “La poesía está necesariamente sometida a todos los vaivenes de la vida”

Por Telmo Avalle (@telmoavalle)

Es temprano, aunque puede que no tanto. Lo justo para comprobar que la calle –esta que sirve de andén de espera- presenta unas señales de madrugón que no se esfuerza en disimular. Cuando llega, el Antonio Lucas (Madrid, 1975) de 40 años no repara en que detrás lleva al poeta de veinte que quiso ser y fue.

Al principio, cuando Lucas tenía veinte años, todo estaba por estrenar. Entonces la vida se trataba de empezar una rebeldía íntima con larga melena de apache. Se trataba de construir un espacio a solas con las piedras de las palabras. Hoy es mirar, con el privilegio de la paciencia, a los acontecimientos que suceden en el siglo del ahora.

No llega uno a los 40 años como poeta sin sorprenderse de su traza de superviviente ni sin comprobar que el suelo ha quedado lleno de imágenes desalojadas del verso. Y aunque ambos siempre han pervivido en el hemisferio de la poesía, con el tiempo el casi adolescente que escribió el solemne “así de extraño, así de solo” ha sido aleccionado por el hombre que después de reflexionar durante veinte años responde: “y ya nunca se hará tarde. Y nunca más tan solo como ahora”.

Media vida después, el Lucas adulto vuelve a encontrarse con el Lucas niño –en-  ‘Fuera de sitio’ (Visor, 2016), que es donde siempre supieron estar.

_MG_0588 2
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Antonio Lucas: “La poesía está necesariamente sometida a todos los vaivenes de la vida””

Jorge Volpi: “Abraham debió de ser el primer proxeneta de la historia según la Biblia”

Por Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

La atrocidad descrita en verso para crear mayor contraste, para romper con todo lo poéticamente establecido. El verso para denunciar la situación que se vive desde tiempos inmemoriables en Tenancingo, un pequeño municipio mexicano donde los padres enseñan a sus hijos a ser proxenetas, y a sus hijas a ser mercancía. Y a exportarlas. A exportarlas para ser explotadas en los campos de fresas de Estados Unidos. El verso, en el lugar de la prosa, para no caer en el amarillismo, para buscar nuevos recovecos en la literatura que nos ayuden a digerir historias tan lacerantes. El verso para narrar una historia de ficción, pero con mucho de denuncia real. El verso para novelar ‘Las elegidas’ (Alfaguara), de Jorge Volpi (México, 1968).

_MG_0299 bw.jpg
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Jorge Volpi: “Abraham debió de ser el primer proxeneta de la historia según la Biblia””

Eduardo Sacheri: “Me siento más cómodo con protagonistas que me caigan bien, que encarnen ciertos valores”

Por Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

Para leer a Eduardo Sacheri (Buenos Aires, 1967) es necesario poner el foco en la persona, en lo humano; su literatura está impregnada de afecto, de valores; de relatos abrigados con la certeza de que “aunque la vida tenga un contenido muy trágico”, lo único que nos puede salvar son los lazos que creamos. Así, germina una novela muy cercana, de primer plano, de la pequeña escala.

En ‘La noche de la Usina’, novela con la que ha ganado el premio Alfaguara 2016, estos lazos son encarnados por una serie de personajes conmovedores, a la par que descabellados, que residen en O’Connor, su Macondo particular. La primera vez que sumergió su obra en este pueblo fue en 2007, con ‘Aráoz y la verdad’. Ahora, con esta flamante obra, recupera la pequeña ciudad durante el corralito del 2001 para relatarnos una historia de venganzas: un grupo de vecinos se propone reunir el dinero necesario para llevar a cabo un proyecto que les sacará de la pobreza, pero justo en medio del corralito, sufren una estafa por parte del directivo del banco y un empresario. Esto les llevará a embaucarse en una serie de aventuras quijotescas para poder recuperarlo.

_MG_0377 bw1.jpg
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Eduardo Sacheri: “Me siento más cómodo con protagonistas que me caigan bien, que encarnen ciertos valores””

Luis Goytisolo: “Siempre he sentido que la escritura es algo genético”

Por Telmo Avalle (@telmoavalle) y Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

Supone que la escritura debe de llevarla en la genética, probablemente por parte materna. De la paterna heredó una habilidad por la pintura que rechazó emplear, tal vez porque sabía que con los años terminaría pasando a su hijo. Como sus hermanos mayores -José Agustín y Juan-, Luis Goytisolo (Barcelona, 1935) optó por dedicarse a la literatura, aunque a diferencia de ellos la aguja de su brújula apuntó a la novela desde el punto de partida.

Si la historia se divide en partes, la suya es un todo prendido de un solo sentido: el hallazgo de su propia voz. Cuenta que la encontró en la travesía literaria de ‘Antagonía’, una tetralogía que, de poder resumirse, se diría que es la historia de una novela. No fue la primera ni tampoco la última, pero en ella anida el nudo de toda su obra. En efecto, ahí está la palabra certera y su abandono del estilo academicista.

Conversamos con él en la biblioteca de la RAE, a pocas habitaciones de la silla C que le otorgó la Academia en 1994.

_MG_9880 bw2 (1).jpg
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Luis Goytisolo: “Siempre he sentido que la escritura es algo genético””

Bru Rovira: “Cualquier persona puede tener un trasfondo interesante”

Por Carlos Madrid (@carlosmartnez90)

Periodismo de calle. Periodismo real. Periodismo con rostro humano. Periodismo del que se involucra, del que no se centra sólo en la noticia momentánea, del que se queda al después. Del que busca un contexto y un porqué. El que se empapa de las vidas, el que rebusca, remueve, pregunta. Pero sobre todo, del que escucha. Periodismo que lucha por contar bien las historias. Periodismo con belleza. Ése que desafortunadamente se está muriendo. Ése que desafortunadamente estamos matando.

El periodista Bru Rovira traza una novela ambientada en los barrios pobres de Barcelona llena de ternura y violencia; de fracasos, pero sobre todo de éxitos, para dar voz a una serie de personajes excluidos socialmente, que tienen mucho que contar, y que repiten una y otra vez ‘Solo pido un poco de belleza’ (Ediciones B).

_MG_0022 bw.jpg
Fotografía de Sara Baquero Leyva

Seguir leyendo “Bru Rovira: “Cualquier persona puede tener un trasfondo interesante””